Conmemorativa de los 30 años del Golpe de Estado en Chile

Como vinieramos anunciando y convocando desde hace algunos messes, y al igual que diversos medios, Sepiensa.cl ha realizado una Edición Especial conmemorativa de los 30 años del Golpe de Estado en Chile.

Esta abraca el período comprendido entre 1970 y 2003, 33 años de la historia reciente, e inmediata, de nuestro país, que ha estado cargada de eventos inmensamente significativos, dentro de los cuales el Golpe de Estado Ilevado a cabo por los militares la mañana del 11septiembre de 1973 es tanto causa como consecuencia de otros, menos visibles o significativos, pero no por eso menos relevantes.

Se han realizado …

Arte en el espacio público: un ejemplo, Ernest Pignon-Ernest por Pedro Celedón

Ernest Pignon – Ernest regresó recientemente Chile, esta vez, como invitado de la Escuela de Arte de la PUC. Veinte años atrás, gracias a las gestiones de los artistas Balmes y Brugnoli, había realizado un taller en Santiago que culminó con la instalación en el espacio publico, de una centenar de serigrafías diseñadas con la imagen de Pablo Neruda.

Pignon-Ernest es un artista francés nacido en Niza 1942 y que radica actualmente en París. Podemos incluirlo en el núcleo de realizadores que ha participando, desde los orígenes, en los conflictos de la estética de su época. Su obra, que posee

Porque escribí estoy viva

La poetisa Teresa Calderón habló del oficio extraño e ilógico de los poetas, que se da en un espacio y un tiempo tan especiales, asimilando la frase de Enrique Lihn , de que éste es “un oficio vergonzante”, porque se habla desde sí mismo, pero a la vez necesario y visceral, tanto que sin él no se puede vivir.

También se refirió a la triste situación de los poetas, que deben financiar las ediciones de sus propio libros, en pequeñas tiradas que van a parar a las ferias.

Dice que comulga enteramente con el verso de Enrique Lihn ” porque

Notas sobre las penurias del Trabajo en Chile

Aunque las visiones postmodernas ofrecen un mundo sin trabajo ni penurias, en Chile observamos una intensificación de las jornadas laborales, una extensión de las horas trabajadas, relaciones laborales jerárquicas y autoritarias, una presión creciente sobre los cuerpos, reflejada en sostenida accidentabilidad, enfermedades profesionales y molestias laborales (inscritas éstas, en una amplia zona de disconfort y disconformidad no regulada) y una debilidad social de los trabajadores para responder como sujeto de acción política. Todas estas paradojas de la modernidad, arrojan algunas duda sobre la unilateralidad del futuro ofrecido. Las cuatro notas que se presentan son distintas miradas sobre las penurias del …